Donar
aquí

COSECHE Y VENDA A LA FIJA. HITO, SOLUCIÓN Y OPORTUNIDAD PARA LA COLOMBIA RURAL.

El café transforma las vidas de jóvenes indígenas del norte del Cauca
16 diciembre, 2019
TÉRMINOS DE REFERENCIA PARA ASESOR AGROINDUSTRIAL INVIMA – PROYECTO «FORTALECIMIENTO DE LAS CAPACIDADES INTERNAS DE LIDERAZGO Y DE GESTIÓN…»
10 febrero, 2020
Mostrar todo

COSECHE Y VENDA A LA FIJA. HITO, SOLUCIÓN Y OPORTUNIDAD PARA LA COLOMBIA RURAL.

Juan Manuel Sanclemente García
@JMSanclemente

 

Como histórico se ha calificado el problema de comercialización de productos agropecuarios en el país. Las largas cadenas de intermediación, la volatilidad de los precios y las negociaciones informales, hacen parte de los elementos que influyen en la formación de los precios, que cabe mencionar, generalmente no han sido justos con el productor colombiano, puesto que es quien asume gran parte de los riesgos, como lo son los climáticos y las plagas en los cultivos. Este escenario, implica retos respecto a la planificación de las actividades agropecuarias de los productores, en términos financieros y productivos, pues dificulta el ajuste de sus estructuras de costos o el manejo cosecha y poscosecha de sus cultivos.

Lo hace bien entonces el actual Gobierno Nacional cuando se revisa la estrategia de agricultura por contrato “Coseche y Venda a la Fija”, que surge como una iniciativa sectorial que involucra a entidades vinculadas al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, entidades territoriales, gremios y el sector privado. Este hecho permite que los actores de las cadenas de valor del agro colombiano se sensibilicen ante las brechas en materia de productividad y rentabilidad existentes y contribuyan favorablemente en la implementación de estos esquemas de comercialización.

Cómo se reitera cada vez que se emite una opinión sobre el sector agropecuario, diversos son los retos que vive el campo pero paradójicamente, también lo son las oportunidades a lo largo y ancho de la geografía nacional. Por tal motivo, que sirvan estas líneas para extender una invitación a todos los actores que intervienen en las cadenas agropecuarias del país, para que se contribuya en la mejoría de los procesos de comercialización, ya sea como un pequeño o mediano productor, con una labor honrosa en la provisión de productos del agro, desde una agroindustria consolidada o pyme, con una responsabilidad en la generación de valor o finalmente, como consumidores, que somos todos y que nuestra contribución radica principalmente en hacer de los patrones de consumo, una práctica justa que genere equidad en el sector agropecuario.

En ese sentido resulta relevante felicitar a Vallenpaz por la apertura de su Tienda Café que plantea comprar directamente a los productores del suroccidente colombiano y además recordar su Gran Cena del año pasado, de la que empresarios y dirigentes vallecaucanos disfrutaron un espacio de reflexión, con jóvenes productores de diversas latitudes de la región. Allí se mostró un gesto de solidaridad, que con seguridad sirve para que exista una mayor articulación entre el sector privado, el público y los productores. Pues incluso los platos de la cena, eran una recopilación del esfuerzo de esos jóvenes productores que asistían. Desde mi perspectiva, a los invitados se les demostró que es quizá a través de un ceviche, un sancocho o unas empanadas, que se pueden articular los actores de las cadenas agroalimentarias de la región para generar mayor equidad en el sector y que probablemente, pensando en los esquemas de agricultura por contrato que el Gobierno Nacional promueve, este tipo de espacios sean el soporte para formalizar las relaciones comerciales del sector agropecuario en el territorio nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *